• octubre 16, 2014
  • Blog

 

Los modelos asistenciales y la mejora de las condiciones de vída

Cómo satisfacer las necesidades humanas con recursos escasos, es el problema de la economía; y llevamos desde las primeras sociedades humanas buscando la mejor manera de hacerlo. En nuestro país, México, se implementó el modelo de desarrollo neoliberal desde la década de 1980 durante el sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988); de acuerdo a José Silvestre Méndez Morales (1998) este neoliberalismo “es injusto porque favorece a los grupos e individuos económicamente más poderosos en perjuicio de los millones de personas que se encuentran desprotegidos y que no tienen capacidad económica suficiente para intervenir ni en el mercado ni en las decisiones económicas importantes”.  Un núcleo importante de la población sigue fuera del modelo generando presión social, económica y sobretodo presión sobre las estructura sociopolítica del país, poniendo en riesgo la gobernabilidad del mismo, así como abonando a las diferentes formas de delincuencia.

A dieciséis años después de las críticas vertidas por Méndez, y tomando en cuenta lo que nos informa la Comisión Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) en el año 2012, los efectos en la población son devastadores, tenemos 53.3 millones de pobres en el país, de los cuales 11.5 se encuentran en condiciones de pobreza extrema (CONEVAL, 2013). Esto al considerar no sólo los aspectos económico-monetarios, sino considerando el acceso de las personas a los satisfactores básicos considerados como derechos humanos: salud, educación y alimentación.

La economia solidaria y la pobreza extrema

Pobreza extrema, conforme los criterios de la Coneval (s/f): “Una persona se encuentra en situación de pobreza extrema cuando tiene tres o más carencias, de seis posibles, dentro del Índice de Privación Social y que, además, se encuentra por debajo de la línea de bienestar mínimo. Las personas en esta situación disponen de un ingreso tan bajo que, aun si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podría adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana”. El sistema político y su modelo económico neoliberal (parcialmente, ya que el factor salario se mantiene bajo control estatal) ha incrementado el número de pobres en el país.

La economia solidaria y la pobreza extrema en México presentan atrasos en las comunidades y no inciden realmente en la mejora de las condiciones de vida que se desea mejorar, para ello existen alternativas para mejorar las condiciones de vida de los más desprotegidos, mismas que van más allá del neoliberalismo, que incluso se están proponiendo a la ONU como alternativa para los pobres de todo el mundo a través de la Economía Solidaria y el desarrollo del Capital social, temas sobre los que iremos abordando este espacio.


Por: Héctor Conrado Mendoza Segura

Referencia:

(s/f) Glosario. Disponible en: http://www.coneval.gob.mx/Medicion/Paginas/Glosario.aspx

MÉNDEZ MORALES JOSÉ SILVESTRE (1998). El neoliberalismo en México ¿éxito o fracaso?, Contaduría y Administración, No. 191, octubre 1998. Disponible en http://www.ejournal.unam.mx/rca/191/RCA19105.pdf.