• octubre 6, 2014
  • Blog

Por: Jorge Luis Sánchez Navarrete / Presidente Ciudadanos en Acción por Guerrero A.C.

México ha visto crecer la intolerancia, la violencia, el terror, la pobreza y la ruina de este gran país. 

Nueva cultura de participacion ciudadana

En 1521 cae la gran Tenochtitlán y con ello el estado mexicano, consecuencia de ultrajes, abusos de poder y dominio entre religión y monarquía de la Nueva España.

En 1810; el pueblo mexicano pone fin al dominio español en un intento por lograr la independencia.

Cien años después se convulsiona nuevamente el país, para liberarse de los grupos de poder que se generaron con los cacicazgo de generales revolucionarios y políticos, que sangraban de igual forma a las clases oprimidas, manteniendo conveniente la pobreza extrema de los gobernados, como un sistema de control.

En cuenta y seguimiento de las épocas encontramos la creación de los partidos políticos (1929), con ello la escalada de luchas radicales que sólo cambiaron los escenarios y las formas de ascender al poder constitucional.

Así se crea la figura presidencial, erguida, solemne y omnipotente; imposible de cuestionar o criticar públicamente y el poder que brota como caudal incontrolable; como el cauce de los ríos crecidos, amaina conforme se presentan los brotes de inconformidad, que provocan las estrategias de control de los pueblos a través de funcionarios, estadistas, políticos y si no por ahí, a través del ” orden ” militar.

México ha visto crecer la intolerancia, la violencia, el terror, la pobreza y la ruina de este gran país.

RAZÓN DE CREAR UNA  “NUEVA CULTURA DE PARTICIPACION CIUDADANA”

Sin quitarle y ponerle a los periodos de gobierno anteriores y al actual, de cierto creo que es el momento de voltear a ver los sistemas del orden verdadero, considerar las políticas públicas. Si, pero participar en su concepción.

Se nos olvida que cada elección es una pasarela donde los partidos políticos exhiben su oferta de candidatos a ser contratados por nosotros, para que en un periodo sean nuestros empleados encargados de administrar la casa en que vivimos….  Pues, tomemos nuestro rol de patrones, busquemos a través de la enseñanza, capacitarnos en las áreas de la administración de los recursos que tenemos a través de los fondos de gobierno y seamos emprendedores, caminemos el agro mexicano y participemos invirtiendo en favor de la economía nacional, busquemos que la clase pobre recupere una forma digna de vivir en una sociedad igualitaria.

Aprendamos a constituirnos en grupos de trabajo que conformen equipos de producción en todos los órdenes.

Documentémonos y supervisemos el trabajo de nuestras autoridades; de manera prudente pero constante, para que los planes de trabajo que arrojan los diagnósticos que se realizan para los ejercicios gubernamentales, sean puestos en marcha y lleguen a su cometido logrando el desarrollo verdadero de nuestros municipios , estados y el país en su conjunto.

Veamos al campo; construyamos asociaciones de producción rural. En las ciudades incubemos negoció que maduren a través del cuidado y seguimiento de las estrategias de comercialización y mercadeo; sean de banqueta o formales, el empeño y la voluntad es lo que cuenta… Vamos con todo y aprendamos con valor que la derrota vive donde está el miedo.

Aprendamos a invertir, tiempo y dinero, como ahorrarlo y gastarlo de manera productiva… Todo se puede cuando se quiere.

Participa activamente en las tareas de reconstrucción de valores y del patrimonio nacional, prepárate para rescatar y ocupar los espacios políticos que permitirán la reconstrucción de un Nuevo México.

Que tu objetivo sea una “NUEVA CULTURA DE PARTICIPACION CIUDADANA”  que te permita tomar el control de tu vida y administrar los valores ECONÓMICOS, SOCIALES Y MORALES, que te transformen en un ciudadano de acción directa que ordene; a través de valores cívicos, el futuro de la familia, sustentando las prácticas de la ley, el orden en la supervisión y auditoria social de cada funcionario que se emplea para servir a la comunidad.

¡VIVA LA GOBERNANZA DEL PUEBLO!

ASÍ SEA .